Sony fue el primer fabricante en introducir la protección IP contra el agua y el polvo en los smartphones mainstream, hace ya cuatro años, con el Sony Xperia Z.

Un valiente intento de la compañía japonesa por diferenciar sus smartphones de la competencia en un mercado en el que no conseguía destacar, como sí ocurre en el de los televisores o las videoconsolas.

La apuesta funcionó… a medias. Sony no consiguió marcar diferencias, pues las ventas no aumentaron significativamente, pero sí consiguió que la protección IP contra el agua y el polvo se convirtiera en un estándar de la industria que hoy incorporan muchos smartphones convencionales.

No se trata de una innovación, pues ya en 2005 existían los móviles con protección contra líquidos y polvo, como este Casio Canu 502S:

Smartphones sumergibles: ¿Qué significa exactamente la protección IP?

Pero hasta la apuesta de Sony, la protección IP quedaba relegada a terminales todoterreno diseñados para deportistas y profesionales que trabajan al aire libre: albañiles, agentes forestales, comerciales, etc. Sony la incorporó a la gama estándar de smartphones y desde entonces todas las marcas incluyen protección IP contra el agua y el polvo en sus móviles de referencia, como es el caso del Samsung Galaxy S8 o el iPhone X. Pero hay diferencias. Los móviles de Sony y Samsung tienen protección IP68, mientras que la del iPhone 8iPhone 8 Plus y iPhone X es IP67. ¿En qué se diferencian?

Si coges un móvil resistente al agua y lo tiras a la piscina unos minutos, lo más probable es que no vuelva a funcionar. Hay mucha confusión sobre el tema, y también mucho marketing. Vamos a explicar qué significa exactamente la protección IP, los diferentes grados que existen, y cuales son los límites a la hora de mojar o tirar al barro nuestro preciado smartphone.

Los grados de protección IP

La protección IP o Ingress Protection (Protección contra la penetración de objetos en un material), es un estándar que la industria de materiales utiliza para reflejar cuándo un determinado dispositivo deja traspasar a su interior una determinada sustancia o material.

Es un estándar internacional regido por normas que son muy parecidas: CEI 60529 EN 60529. Existen diferentes grados de protección IP a diferentes materiales, definidos por dos números. El primero hace referencia a la protección frente a objetos sólidos, y el segundo frente a agua.

En este vídeo podemos ver cómo el smartphone Oukitel K10000 MAX, con una protección IP68, soporta sin problemas el agua y el barro:

Un smartphone como el Samsung Galaxy S8+, que tiene una protección IP68, en realidad lo que nos está diciendo es que tiene una protección de grado 6 contra materias sólidas, y grado 8 contra agua. ¿Qué significa?

Grados de protección contras sólidos (primer dígito)

Este número mida la capacidad de un objeto sólido de frenar a otro material. Como más grande es el grado, menos material sólido deja entrar.

Grado Tamaño de objeto penetrante Protección
0 Sin protección
1 50 mm Un objeto igual o mayor de 50 mm solo puede penetrar parcialmente en el material
2 12.5 mm Un objeto igual o mayor de 12.5 mm solo puede penetrar parcialmente en el material
3 2.5 mm Un objeto con un diámetro igual o mayor de 2.5 mm no puede penetrar el material
4 1 mm Un objeto con un diámetro igual o mayor de 1 mm no puede penetrar el material
5 Protección contra polvo El polvo puede entrar en el interior, pero no lo suficiente como para estropear el dispositivo
6 Protección total contra el polvo El polvo no puede penetrar en el dispositivo

 

Grados de protección contra agua (segundo dígito)

El segundo número nos da el grado de protección contra agua. Una diferencia importante con respecto a la protección contra sólidos, es que los grados no se acumulan. Es decir, un móvil de grado 6 en esta categoría, puede no cumplir los requisitos del grado 4 o del grado 5. Si es compatible con varios grados, debe indicarse. Un móvil puede ser IP65 e IP68, por ejemplo, como ocurre con algunos modelos de Sony Xperia.

Otro dato a tener en cuenta es que la protección hace referencia a agua limpia: salpicaduras, el agua del lavabo, la lluvia, etc. Otros líquidos, como el agua de mar o un refresco, podrían causar algún tipo de daño (aunque lo más probable es que no, si la protección es alta).

Grado Protección Pruebas
0 Sin protección El agua penetrará sin dificultad
1 Salpicaduras El agua no penetra cuando gotea desde una altura de 20 cm durante 10 minutos
2 Salpicaduras El agua no penetra cuando gotea desde una altura de 20 cm durante 10 minutos. Se repite la prueba cuatro veces desde diferentes ángulos
3 Agua en espray No debe entrar agua en espray durante 5 minutos en un ángulo de 60 grados, con una presión de 80-100 kN/m2 a 10 litros por minuto
4 Chorro de agua No debe entrar agua durante 5 minutos en cualquier ángulo, con una presión de 80-100 kN/m2 a 10 litros por minuto
5 Chorro de agua No debe entrar agua arrojada en un chorro de 6.3 mm de diámetro a una distancia de 3 metros durante 3 minutos en cualquier ángulo, con una presión de 30 kN/m2 y 12.5 litros por minuto
6 Chorro de agua potente No debe entrar agua arrojada en un chorro de 12.5 mm de diámetro a una distancia de 3 metros durante 3 minutos en cualquier ángulo, con una presión de 100 kN/m2 y 100 litros por minuto
7 Inmersión  El dispositivo debe aguantar la inmersión completa a una profundidad máxima de 1 metro, durante 30 minutos, sin que entre agua
8 Inmersión El fabricante fija unos valores de profundidad y tiempo de inmersión, pero deben ser superiores a los de grado 7. Normalmente la profundidad sube a 3 metros
9K Chorro de agua caliente El dispositivo resiste chorros de agua de hasta 80 grados

 

Letras adicionales

De forma excepcional, algunos productos ofrecen un código IP con una letra al final, para indicar una protección especial:

  • 6K: el chorro de agua es más pequeño y la presión diez veces mayor, pero no es estándar internacional
  • f: resistente a la grasa y los aceites
  • H: resistente a descargas de alto voltaje
  • M: el dispositivo estaba en movimiento durante las pruebas
  • S: el dispositivo estaba fijo durante las pruebas
  • W: las pruebas se llevan a cabo al aire libre, en condiciones cambiantes

¿Cómo se aplica a los smartphones?

Ya tenemos todos los datos necesarios para entender la protección IP de los móviles.

Sabemos que el iPhone X tiene protección IP67. Esto significa que posee protección de grado 6 para sólidos y grado 7 para agua. Consultando las tablas vemos que ofrece protección total contra polvo y es sumergible a un metro de profundidad durante 30 minutos. Por tanto debes tener cuidado de que no caiga al fondo de una piscina, porque podría dañarse. También, como hemos dicho, que tenga protección de grado 7 contra agua no implica que supere el grado 5 o 6. No está protegido contra chorros de agua y no puede usarse en la ducha.

El Samsung Galaxy Note 8 posee protección IP68. Está protegido totalmente contra el polvo, pero puede sumergirse a más de 1 metro durante más de 30 minutos (grado 8), en los valores que ofrece el fabricante. En este caso, la profundidad certificada de Samsung es de 1.5 metros durante 30 minutos.

Lo más importante que debemos aprender aquí es que una protección contra el agua y el polvo puede significar que el móvil es sumergible pero no soporta chorros de agua, como ocurre con los nuevos iPhone. Puedes bañarte con él, pero no ducharte…

Conviene leer el manual y mirar las condiciones completas, antes de hacer locuras con nuestros móviles. Sobre todo, porque la garantía no cubre las averías por líquidos…

[ReferenciasWikipedia]

[Tomado de computerhoy.com]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *