Apple ha estado evolucionando enormemente sus propia seria A de procesadores en los últimos años, y está en posición de superar a los procesadores de Intel en potencia a corto plazo. Las pruebas de rendimiento de los nuevos iPad Pro de 10.5 y 12.9 pulgadas han arrojado algunas cifras interesantes con respecto a la potencia del A10X Fusion.

Se trata de un procesador de seis núcleos repartidos en dos clústeres de tres núcleos —uno de alta potencia a 2.39 GHz y otro de ahorro de consumo—. La GPU también está mejorada con respecto a modelos anteriores, hasta un 40 % más de rendimiento.

Las siguientes imágenes son de una comparativa de los MacBook Pro de 13 pulgadas de 2016 y 2017 con procesadores Core i5-6287U y Core i7-7567U con gráficas integrada Iris Plus 550 y 650. También se incluyen los iPad Pro de 9.7 y 12.9 pulgadas de la generación anterior. El MacBook Pro funciona a su resolución nativa de 2560 x 1600 píxeles, mientras que el iPad Pro tiene 2224 x 1668 px, que no es excesiva diferencia.

El iPad Pro 10.5 gana en la prueba de Geekbench 4 relacionada con la librería gráfica Metal de Apple, y ambos nuevos ganan en la T-Rex y Manhattan de GFXBench con la misma API.

(Tomado de www.geektopia.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *