La primera de las dos grandes actualizaciones de Windows 10 ya ha sido lanzada, mientras que la segunda llegará durante el otoño. Varias son las novedades que esta incorporará, aunque entre ellas destaca especialmente una mejora de Windows Defender para la versión empresarial del mismo, que mejorará considerablemente el funcionamiento de Advanced Threat Protection.

Este servicio permite detectar de forma temprana una infección en el sistema a causa de un software malicioso. La mejora con la que contará empleará los servicios en nube de la empresa para crear una inteligencia artificial que permitirá prevenir los ataques de forma más efectiva. Esto será de especial utilidad para detectar los programas maliciosos desconocidos, permitiendo ponerlo en cuarentena rápidamente.

Desde la compañía de Redmond han indicado que esta característica llegará a los usuarios domésticos más adelante. Además, también quieren que otras plataformas empleen Advanced Threat Protection. La nueva versión del mismo podrá probarse entre septiembre y octubre.

Vía: EnGadget.

(Tomado de www.geektopia.es)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *