El primer objetivo del MANTENIMIENTO PREVENTIVO es evitar o mitigar las consecuencias de los fallos de los equipos de cómputo logrando prevenir las incidencias antes de que éstas ocurran.

Nos ayuda a reducir los tiempos generados por mantenimiento correctivo; prolonga considerablemente la vida útil y evitamos costosas reparaciones que se pueden evitar si programamos un mantenimiento periódico según el uso y los factores ambientales donde se encuentren los equipos.

El POLVO es causante de la gran mayoría de problemas. En primer lugar hay que tener en cuenta de que el polvo es CONDUCTOR DE ELECTRICIDAD y la acumulación de éste puede llegar a dañar o provocar un mal funcionamiento de alguno de los circuitos electrónicos que posee un equipo, generalmente corto-circuitos. También puede ocasionar atascamiento, degradación de velocidad y ruido de los componentes mecánicos y sistemas de ventilación.

Pero el mayor problema que nos encontramos es la acumulación de polvo dentro de los sistemas de refrigeración. Es muy habitual que donde haya un ventilador se acumule el polvo; ésto provoca un mal funcionamiento de las hélices generando un excesivo calentamiento del equipo derivando en daños totales del equipo.

58% de los problemas técnicos son debidos al polvo.

En un estudio realizado por la consultora Media Research Associates, se afirmó que el 58% de las llamadas a las empresas que ofrecen servicios de mantenimiento de sistemas de computación se deben a problemas provocados por el polvo, el moho y la suciedad acumulados en los equipos de computación y sus periféricos.

Es un hecho sabido por todos los técnicos que la mayoría de los errores y averías en computadores y equipos informáticos son causadas por una acumulación de polvo en los componentes internos, ya que éste actúa como aislante térmico.

“Es muy importante tener en cuenta que el MANTENIMIENTO PREVENTIVO debe realizarse mínimo una vez al año tanto en torres de Pc, equipos Todo en Uno y Portátiles. Si el uso prolongado y el flujo de polvo son altos, se recomiendan dos (2) mantenimientos al año”.

Antes y después de un mantenimiento preventivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *